Estructura física del algodón

El algodón en rama es de color blanco amarillento. La fibra está constituida por una célula que durante el crecimiento, sale de la semilla en forma de un tubo hueco cilíndrico con una longitud mil veces mayor que su grueso.

La calidad del algodón depende de la longitud de e sta fibra, del número de convoluciones y de su brillantes.

Las convoluciones o dobleces en forma de cinta caracterizan a las fibras de algodón.

Cuando las fibras maduran, el capullo se abre, las fibras se secan en el exterior y el canal central se colapsa; las espirales inversas hacen que las fibras se tuerzan.

Este torcido forma una ondulación natural que permite que las fibras tengan cohesión una con otra de manera que a pesar de su corta longitud el algodón es una de las fibras que hila con mayor facilidad.

Las convoluciones pueden ser una desventaja, ya que en ellas se recolecta el polvo y la suciedad y deben eliminarse con un lavado energético.

El algodón de fibra larga tiene alrededor de 300 convoluciones por pulgada; el de fibra corta tiene menos de 200 convoluciones por pulgada.

La longitud de las fibras de algodón varían de media a dos pulgadas de longitud, dependiendo de la variedad. Ha habido una disminución en el uso de fibras más cortas; la mayoría de la producción corresponde ahora a una longitud media a larga, 11/32 a 12/32 pulgadas.

Los algodones de fibra larga, más especializados, como son los de la variedad Sea Island, han desaparecido por completo.

Las variedades más finas provienen de la especie Pima que se ha desarrollado por cruza entre el algodón a mericano cultivado por los indios Pima y el algodón Egipcio.

- Fibra larga, más de 1 1/8 pulgadas variedades pima y supima.
- Fibra corta, menos de 1 1/8 pulgadas variedades Upland como la Alcalá y la Deltapine.

El ancho de las fibras de algodón varían de 16 a 20 micras de diámetro. La forma de la sección transversal es distinta según la madurez de la fibra, en fibras inmaduras tiende a ser en forma de “U” y la pared celular es más delgada; en las fibras maduras es casi circular con un canal central más pequeño.

En todo capullo de algodón hay fibras inmaduras. La producción de fibras inmaduras a maduras causa problemas en el procesamiento, en especial en la hilatura y en el teñido.

Las partes características de la fibra de algodón está formada por una cutícula, una pared primaria, y una pared secundaria y un lumen.

En el Algodón sección transversal de la fibra de algodón madura. La fibra crece casi a su longitud completa como un tubo hueco antes de que se empiece a formar la parte secundaria.

La cutícula: es una película cerosa que cubre la pared primaria. La pared secundaria está constituida por capas de celulosa como lo podemos ver en la figura 2.7: Sección transversal de la fibra de algodón madura.

Las capas que se depositan en la noche difieren en densidad de las que se depositan durante el día; esto provoca la apariencia de anillos de crecimiento que se observan en la sección transversal.

Las capas de celulosa están compuestas de fibrillas, haces de cadenas de celulosa distribuidos en forma de espiral. En ciertos puntos las fibrillas invierten su dirección.

Espirales invertidos en la fibra de algodón. Es un factor importante en el torcido, la recuperación elástica y el alargamiento de la fibra, y también son puntos débiles con una resistencia de 15 a 30 por ciento menor que el resto de la fibra.

La celulosa se deposita diariamente durante 20 a 30 días hasta que en la fibra madura, el tubo está casi lleno.

El lumen es el canal central a través del cual se transportan los nutrientes durante el crecimiento.

Cuando la fibra madura, los nutrientes secos en el lumen dan las características áreas oscuras que se pueden ver en el microscopio.

Fuente: Apuntes de Fibras materiales textiles de la Unideg

Etiquetado con:
Publicado en: Ocupaciones y oficios