Ciclo de vida de un producto

El ciclo de vida de un producto describe la evolución del producto según lo miden las ventas a través del tiempo. Las cinco etapas de la vida de un producto son planeación del producto, introducción, crecimiento, madurez y declinación.

La planeación del producto es la etapa de desarrollo en que se determinan tanto el diseño del producto como su proceso de producción. No hay ventas en esta etapa.

La introducción representa un periodo de bajo volumen de ventas. El producto se refina y comienzan los esfuerzos de comercialización.

En la etapa de crecimiento el producto crece con rapidez y hay un aumento acelerado en las ventas. Este periodo es difícil para la organización de la manufactura que tiene que cumplir con el incremento en el volumen de ventas.

En la madurez se observa una disminución en la tasa de crecimiento, conforme se va saturando el mercado. La demanda es estable y puede declinar poco a poco.

Se ve una baja en la demanda del producto en la etapa de declinación. El producto ha sido remplazado por nuevos productos. Las ventas y las utilidades disminuyen y, en algún momento, se detiene la producción.

Ni los ciclos de vida ni la duración de cada etapa son iguales para todos los productos. Para algunos el ciclo de vida puede ser corto (varios años para productos de alta tecnología o una temporada para artículos de moda).

Otros productos pueden sobrevivir años. Si se modifica un producto puede largarse su ciclo de vida. Como se estudiará en la siguiente sección, las distintas etapas del ciclo de vida de un producto requieren que varíe la administración, de la tecnología.

Fuente: Apuntes de Introducción a la Planeación y Control de la Producción de la UNIDEG

Etiquetado con:
Publicado en: Ingenierías