Niveles de tecnología acuícola

El alto grado de flexibilidad tecnológica hace la acuicultura factible bajo una variedad de condiciones y objetivos. La acuicultura puede ejecutarse a diferentes niveles de intensidad. Los sistemas sencillos, que requieren bajos niveles de manejo y recursos y en donde únicamente se hacen leves modificaciones del medio ambiente se llaman “extensivos”.

La acuicultura pasa a ser más “intensiva” cuando hay mayor control del medio ambiente y el manejo es más sofisticado. Un aspecto importante de la tecnología acuícola es el uso de insumos en forma de fertilizantes, alimentos concentrados o ambos. La acuicultura extensiva utiliza fertilizantes y alimentos suplementarios de baja calidad y en poca cantidad. Insumos de alta calidad y utilizados en grandes cantidades son requeridos en la acuicultura intensiva.

La acuicultura a pequeña escala promueve el desarrollo socio-económico y cumple los objetivos de producción de alimentos, generación de ingresos, y provisión de empleo para los agricultores de escasos recursos. La tecnología extensiva, donde los costos de operación son bajos y los requerimientos de mano de obra son mayores, reduce la necesidad de gastos de inversión y operación que no pueden cubrir los pequeños agricultores. La acuicultura a mayor escala o a escala industrial, busca maximizar la ganancia a través de la venta del pescado y depende de una tecnología más intensiva. También requiere de mayor capital y de mayores habilidades de manejo.

Fuente: International Center For Aquaculture And Aquatic Environments Auburn University.

Etiquetado con:
Publicado en: Ingenierías