Costos y ventas de mercancías en consignación

Se carga:

1. Del costo de las ventas efectuadas por el comisionista.
2. Del importe de los gastos (fletes y acarreos, seguros, almacenaje, propaganda, comisiones, etc.) que origine la remesa, administración y venta de las mercancías en consignación, efectuados por el comitente o por el comisionista.

Se abona:

1. Del precio de venta de cada una de las mercancías vendidas por el comisionista.

Su saldo: Podrá ser deudor o acreedor, según sea mayor o menor el importe del costo y gastos que el precio de venta de las mercancías vendidas; cuando es deudor, representa la pérdida neta en la venta de mercancías en consignación; y, si es acreedor, la utilidad neta; cualquiera que sea su saldo se debe traspasar en la cuenta de Pérdidas y ganancias, por ser cuenta de resultados.

Consignaciones a precio alzado. Los procedimientos global, analítico e inventarios perpetuos, expuestos anteriormente, se han desarrollado considerando que el comitente remite las mercancías al comisionista dándole a conocer su verdadero costo, o sea su costo real; ahora se van a desarrollar en el supuesto de que el comitente no declara al comisionista el costo real de las mercancías, sino a un precio convencional, por supuesto, superior al costo real.

Precio alzado. Es el precio convencional de las mercancías que el comitente declara al comisionista.

El precio alzado puede ser el precio al que debe vender las mercancías al comisionista o menor a éste; en el primer caso, el comitente únicamente le da a conocer al comisionista el precio al que debe vender las mercancías, siendo éste el precio alzado; en el segundo caso, le da a conocer el precio alzado, y además, le señal el precio al que debe vender las mercancías.

Ventajas. Las ventajas que obtiene el comitente al remitir las mercancías a precio alzado, son:

a) Responsabilizar al comisionista por una cantidad mayor que el costo real de las mercancías.

b) Evitar que el comisionista se entere de la verdadera utilidad que se obtiene de las ventas que se han hecho.

Métodos. Existen dos métodos para controlar las operaciones de mercancías consignadas a precio alzado y son las siguientes:

a) Estableciendo una cuenta complementaria de active.
b) Estableciendo cuentas de orden.

Fuente: Apuntes de Contabilidad II de la Unideg

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencias administrativas