La Aerografía y sus aplicaciones en imagen personal

Introducción

Los resultados logrados con la técnica de la aerografía son espectaculares, tanto en lo que se refiere a las texturas conseguidas, como a la intensidad del color y a la fusión de tonalidades. El aerógrafo nació de la necesidad artística de crear unos efectos que sólo con este tipo de aparatos se podía conseguir. Al principio, el uso casi exclusivo se orientaba hacia el retoque. de fotografías, pasando posteriormente a formar parte del trabajo de ilustradores, diseñadores gráficos, etc. Más tarde, se descubrieron los increíbles efectos que se podían conseguir mediante su aplicación para dar color, sombra y luz a todas las caracterizaciones tridimensionales.

Actualmente, en la actividad del maquillaje, la aerografía se está utilizando en ámbitos altamente especializados y profesionales, como en el maquillaje de TV, moda, fotografía, etc. Sus principales ventajas, que se adaptan como anillo al dedo a las necesidades de estos contextos, son la comodidad y la rapidez. Un maquillaje con aerógrafo es mucho más sencillo de aplicar para el maquillador, y de soportar para la persona que se está maquillando. Esta solución de maquillaje está llegando cada vez a más ámbitos y parece que pronto se implantará en todos los espacios profesionales del maquillaje.

Para realizar trabajos con aerógrafo es importante poseer ciertos conocimientos en la teoría del color. Ello permitirá dominar las maneras de hacer mezclas de tonalidades y conseguir, partiendo de los colores primarios, secundarios y ternarios, las mejores combinaciones de color en cada trabajo que realicemos.

Maquillaje corporal

Quizás donde primero llegara la aerografía en el ámbito de la Imagen Personal fue a los trabajos de maquillaje corporal o Body Paint. Esta práctica, popularizada en los años 60, tiene sus orígenes en las culturas más ancestrales que pintaban sus cuerpos en rituales religiosos. Consiste en decorar toda la superficie corporal del modelo creando espectaculares obras de arte como si de lienzos humanos se tratase. Ante este reto, son necesarias muchas horas de trabajo, algo a lo que la técnica de la aerografía puede contribuir para cubrir más rápidamente las superficies y hacerlo de forma más precisa. Con el aerógrafo se consigue también una mayor fijación de las tonalidades y más resistencia, además de un extenso abanico de posibilidades para mezclar colores y conseguir vistosos efectos.

Maquillaje social

En el maquillaje social o destinado al audiovisual, se utiliza el aerógrafo para conseguir óptimos fondos de maquillaje en cada rostro maquillado. El tipo de producto que se emplea es más líquido que el convencional, para que pueda aplicarse sin problemas a través de la pistola. Otra de sus características es que se trata de un maquillaje mate, de alta fijación, que evita la aparición de brillos y garantiza la duración. Por eso sus grandes ventajas de cara a los maquillajes televisivos o de Con los productos de maquillaje aerográfico únicamente se trabajan los fondos, aunque es cierto que con la aplicación de las diferentes tonalidades disponibles (más claras y más oscuras), se pueden crear ciertos efectos correctores sobre el rostro: sonrosar las mejillas, destacar los pómulos, marcar sombreados, etc.

Otra de las utilidades del maquillaje con aerógrafo, según todas estas ventajas que hemos ido citando, es el maquillaje para novias. En un día tan largo, como es una boda, se necesita un maquillaje de larga duración, que no provoque brillos y que garantice su resistencia a los miles de besos recibidos, lágrimas, y todo lo que pueda pasar la novia en un día como éste.

Uñas

Además de las extensiones de uñas mediante materiales como la porcelana o el gel con calcio en manicura, la decoración con aerógrafo es otra de las principales tendencias del momento en uñas. Gracias a esta técnica se pueden conseguir resultados increíbles, combinando colores, mezclando, difuminando y diseñando micro-graffitis de espectacular acabado. No sólo se pueden conseguir uñas de fantasía, sino que también se está utilizando dicha técnica para realizar acabados de manicura francesa, en todas sus variantes, por ejemplo en el caso de las novias.

Tatuajes

El maquillaje con aerógrafo se utiliza también para hacer dibujos, a modo de tatuaje, sobre la piel. Se trata, por supuesto, de tatuajes efímeros, que no son más que un simple maquillaje. Para realizarlos, se utilizan plantillas que se rellenan con el aerógrafo, en los colores que se prefiera.

Bronceado

Otra de las grandes revoluciones del año en cuanto a aerografía se refiere, es el bronceado con aerógrafo. En este caso, el aerógrafo se utiliza para distribuir uniformemente
en la piel un activo bronceador, a base de ácido de frutas, que actúa sobre la capa superficial de la epidermis, causando en la piel un efecto hidratante y a la vez, bronceador. Este procedimiento es rápido, eficaz y muy cercano al bronceado natural, pero sin radiaciones. El resultado comienza a ser visible a partir del mismo momento que se aplica el producto, alcanzando su punto máximo de bronceado a las 2 ó 3 horas de la sesión. Se puede conseguir diversas intensidades de coloración, según el tono elegido. Una vez más, la comodidad, rapidez y precisión, son las principales ventajas de la técnica. También se está utilizando mucho en el contexto de novias y de sesiones fotográficas de variado tipo.

Equipo

Todos los aerógrafos tienen forma de pluma estilográfica con una fina aguja en el interior. Un inyector mezcla el aire con la pintura que se toma de un receptáculo. Por otro lado, un tubo de goma conecta el aerógrafo con el regulador del aire, normalmente un compresor. Se trata de una herramienta de trabajo extremadamente delicada que requiere mucho cuidado a la hora de trabajar con ella. El profesional que utiliza aerógrafo debe poner
especial atención en su limpieza y mantenimiento, para una conservación óptima.

Fuente: Cazcarra.com

Etiquetado con:
Publicado en: Ocupaciones y oficios



Te avisamos en tu email cuando haya un nuevo Curso gratis: