Técnicas de arreglo de la cama

Es importante mantener la cama limpia, sin arrugas, con el fin de que proporcione comodidad al paciente y le permita moverse sin sensación de agobio.

Deben tenerse en cuenta unas normas generales para el arreglo de la cama y conocer los procedimientos concretos que se emplean en cada situación

Favorecer el descanso si la habitación está limpia, sin malos olores, sin ruidos ni estímulos molestos y con unas condiciones ambientales apropiadas. Desde el punto de vista psicológico, el descanso se verá favorecido con intervenciones de enfermería que disminuyan la ansiedad.

Normas generales

– La ropa de la cama se cambiará por la mañana, tras el baño o aseo del paciente, y además siempre que se manche o se moje.
– Antes de iniciar la técnica de arreglo de la cama, hay que tener preparado todo el material necesario.
– En el caso de que se preparen varios equipos para rehacer más de una cama, se empleará un carro de ropa limpia, con todos los equipos necesarios, y otro de ropa sucia, en el que se depositan las bolsas que contienen la ropa de cama retirada de cada paciente (Fig. 1.12 b).
– Para evitar que estos carros sirvan de vehículo de transmisión de microorganismos de un paciente a otro, se dejarán en el pasillo, a la puerta de las habitaciones.
– Se ha de realizar el lavado higiénico de las manos antes y después de llevar a cabo el procedimiento. Se ponen los guantes.
– Se explica el procedimiento al paciente y se pide su colaboración.
– Cuando no esté contraindicado, se coloca la cama en posición horizontal.
– El cubrecolchón, la bajera y la entremetida no deben tener arrugas, ya que pueden producir molestias y favorecer la aparición de irritaciones y úlceras por roce o presión.
– La encimera, la manta y la colcha deben cubrir al paciente hasta los hombros. Se ajustan bajo el colchón, en la zona de los pies, sin remeterlas por los lados.
– La ropa de cama sucia no debe entrar en contacto con el uniforme del TCAE. Se depositará directamente en la bolsa que está dentro de la habitación o en el carro que está en la puerta, pero nunca se dejará en el suelo o sobre otra cama o silla que hubiera en la habitación.
– La ropa de cama retirada no debe agitarse en el aire para evitar la dispersión de microorganismos.
– El arreglo de la cama debe hacerse con rapidez y precisión, pero evitando los mo-vimientos bruscos cuando el paciente se encuentre en ella.
– Se usa un biombo para proteger la intimidad del paciente, cuando sea necesario.

Tipos de camas

Cama cerrada. Es la cama del hospital que permanece vacía hasta la admisión de un nuevo paciente. La puede hacer un solo TCAE.

Cama abierta. Es aquella que corresponde a un paciente ingresado que la ocupa, pero que puede levantarse. La puede hacer un solo TCAE.

Cama ocupada. El paciente permanece en ella cuando se arregla.

Cama quirúrgica. Es la que se prepara para recibir a un posoperado.

Publicado en: Medicina y salud Etiquetado con:
who's online