Medidas eléctricas en las instalaciones de motores eléctricos

Las más frecuentes durante el funcionamiento suelen ser las medidas de intensidad, tensión, frecuencia y potencia, mientras que para localizar averías, suelen ser las de continuidad de los bobinados y la de resistencia de aislamientos.

La forma de realizarlas se expuso en la Unidad 5, aunque es conveniente que hagamos una particularización para estas instalaciones.
Medida de intensidad

Como se ha expuesto a lo largo de la unidad, el control de la intensidad eléctrica es la mejor forma de conseguir el buen funcionamiento tanto de la instalación como de los motores.

La medida se puede realizar mediante aparatos ijos (de cuadros) o mediante portátiles. En este caso nos es de gran ayuda la pinza amperimétrica, pues podemos medir la intensidad sin tener que actuar sobre el conexionado.

Cuando realizamos la medida mediante aparatos ijos, se usan aparatos de cuadros intercalados en la línea de alimentación , o bien se hace uso de los conmutadores de medidas para no tener que aumentar el número de aparatos.

En muchos casos, los motores son de mediana y gran potencia, con lo que las intensidades toman valores considerables. En estos casos, se recurre a la medida de esta mediante transformadores de intensidad.

Medida de tensión

También es importante conocer las tensiones aplicadas a los motores, ya que la intensidad absorbida será proporcional a estas, además de indicarnos la falta de fase cuando esta se produce. Es por ello que en los cuadros de alimentación es conveniente incorporar aparatos de medidas de forma similar a como se ha expuesto para las intensidades).

Medida de frecuencia

La frecuencia es otra de las magnitudes que, en determinadas ocasiones, nos puede servir para determinar el funcionamiento del motor, sobre todo cuando se utilizan convertidores de frecuencia. Su conexión, como se expuso en la Unidad 5, se realiza en paralelo con la línea.

Etiquetado con:
Publicado en: Ingenierías