Tratamiento gráfico

Al trabajar sobre publicaciones digitales los gráficos e imágenes requieren un tratamiento especial. Generalmente, lo que se busca de un sitio es que sea dinámico y atractivo, pero sobre todo, que descargue rápidamente, es incómodo para cualquier usuario esperar minutos para poder acceder a la página y cuando esto sucede, es muy probable que ni siquiera termine viéndola.

Por ello, existen varios formatos para el tratamiento de imágenes, cada uno responde ciertas necesidades como se verá a continuación.

Formato GIF (Graphic Interchange Format ó Formato Gráfico Intercambiable)

El formato GIF es recomendable para imágenes con un área de color homogénea y sin texturas complejas, debido a que su sistema de compresión se basa en eliminar los colores innecesarios reduciendo la paleta de colores a 256 colores u 8 bits. Una de las ventajas de este formato es que desde un principio el usuario puede ver la imagen, un poco borrosa, pero al finalizar la descarga ya se visualiza correctamente. Y por última ventaja es que permite el uso de transparencia en los colores, pero al aplicarlo en un fondo distinto a su color original, puede mostrar un halo blanco no deseado, por lo que no es muy recomendable su uso a menos que se haga un retoque exhaustivo de la imagen.

Formatos GIF y JPEG.

Este formato es muy utilizado por la compresión que hace de los archivos, el tamaño final del archivo puede ser hasta 100 veces más pequeño, lo que permite el uso de varias imágenes y gráficos dentro de las páginas web, mientras mayor compresión haya en la imagen, menor será la calidad de la imagen y se mostrará un ruido visual. Se utiliza generalmente para fotografías o gráficos con mucha textura. También tiene la cualidad de mostrarse desde un principio siempre y cuando se guarde como un jpeg progresivo, muy útil en su uso en html, sin embargo cuando se utiliza en flash con vinculación externa, causa problemas en su visualización.

Uso de los formatos JPEG y GIF.

Este formato fue diseñado específicamente para su desempeño en la web, tiene las mismas cualidades y sistema de compresión del formato GIF. Aún sigue en desarrollo, algunos navegadores no permiten su correcta visualización, por lo que no es muy recomendable su uso directamente en el html actualmente, se dice que este formato revolucionará en la web, pero aún queda por verse. Su uso en Flash resulta bastante atractivo por el tamaño final y se visualiza perfectamente en la web.

Fuente: Apuntes de Bases del Diseño de Páginas Web de la U de Londres

Publicado en Diseño y fotografía Etiquetado con: