Frenillos bucales

Definición

Los frenillos bucales son bandas de tejido conectivo fibroso, muscular o ambos, cubiertos de una membrana, situada en la línea media y de origen congénito. Existen tres frenillos: labial superior, labial inferior y lingual.

Un frenillo se convierte en un problema cuando en circunstancias patológicas de tamaño o inserción, o de las dos, pueden causar ciertas anormalidades, que son básicamente:
Frenillo labial inferior

Frenillo Labial

Ortodoncico – ortopédicos
diastemas interincisivos

Protésicos: Oponerse a la normal ubicación de una prótesis completa, desestabilizarla en el curso de los movimientos labiales.

Frenillo Lingual

Alteraciones fonéticas
Lengua atada
Diastema Interincisivo

Labial y Lingual

Problemas Periodontales tales como:

- Acumulación de irritantes locales
- Agudiza bolsas periodontales
- Dificulta higiene bucal

Su diagnóstico es clínico, mediante la observación de la presencia de diastemas incisales, la inserción baja del frenillo (en cercanía de las piezas dentales) y el grosor de éste.

Para evaluar si la causa del diastema es un frenillo hipertrófico, se debe realizar el test de isquemia o maniobra de Graber, que consiste en la tracción del labio hacia arriba y adelante, observando si se produce isquemia o blanqueamiento en el frenillo y en la papila palatina

Si se isquemiza, es probable que el frenillo no se corrija con el tiempo y se deba corregir quirúrgicamente.
Si se precisa corrección quirúrgica, se realiza mediante cirugía ambulatoria con anestesia local. El cierre del diastema puede precisar, en la mayoría de los casos, de tratamiento ortodóncico posterior.

Si produce recesión gingival se debe proceder a la exéresis del frenillo, seguido de técnicas de cirugía periodontal, mediante anestesia local.

Frenillo Lingual
Frenillo lingual

El frenillo lingual (frenulum linguae) se define como un pliegue vertical de la mucosa que aparece en la línea media, situado en la superficie ventral (inferior) de la lengua, y que une la parte libre de ésta al suelo de la boca.

En muchas ocasiones, el frenillo lingual del neonato es muy corto y se inserta cerca de la punta lingual.

En la mayoría de los casos, se corrige espontáneamente en los primeros años de vida (2-5 años) por el crecimiento en altura de la cresta alveolar y el desarrollo lingual

El diagnóstico clínico, además de las posibles anomalías nombradas, consiste en la observación de un frenillo lingual corto que dificulta los movimientos de la lengua e impide que ésta se proyecte hacia fuera de la boca, o que es incapaz de contactar hacia arriba con el paladar duro o con los dientes antero-superiores.

Etiquetado con:
Publicado en: Medicina y salud