Organización de la intervención en el siniestro

En todo caso, la prioridad será realizar con la máxima urgencia las operaciones de rescate y salvamento que sean precisas.

En segundo término, la salvaguardia de los bienes dañados o en situación de riesgo.
Es fundamental, desde el principio, delimitar la zona de intervención de los Bomberos y la zona donde los Servicios de Emergencia Médica puedan realizar sus tareas de asistencia y evacuación de las víctimas con la seguridad necesaria.

Esta delimitación se comunicará al responsable de las Fuerzas de Seguridad presentes para que acordone la zona y prevea las vías de acceso y salida de los vehículos de emergencia.

Fuente: Manual S.E.P.E.I. de Bomberos, Publicaciones de la Diputación de Albacete

Etiquetado con:
Publicado en: Ocupaciones y oficios