El daño desde el punto de vista médico, jurídico y de la medicina legal

La Medicina surge como necesidad natural ante el dolor y la enfermedad, con el fin único de la curación; pero con el desarrollo de las civilizaciones y culturas se presentan problemas y necesidades propias de las colectividades, y se desplaza el interés del hombre enfermo, del individuo aislado, a toda la sociedad, y es así como fue creándose la Medicina política o de Estado, que luego se transforma en Medicina Social, Higiene y Medicina Legal.

La Medicina Legal surge por tanto de una necesidad histórica concreta como ciencia igualmente práctica para dar respuesta a problemas de la sociedad, en este caso de tipo jurídico; por ello Fournier decía: “Donde no hay problema jurídico no hay Medicina Legal”.

La propia definición de la Medicina Legal expresa que es una ciencia de aplicación.

“La Medicina Legal es la aplicación de los conocimientos médicos y otras ciencias auxiliares, a la investigación, interpretación y desenvolvimiento de la justicia social.” Las 4 características principales que se le atribuyen también argumentan que “Es una ciencia de aplicación, es proteica y polimorfa en su constitución, es heterogénea en sus propósitos concretos y no tiene por fin la curación de enfermos”. Su objeto de estudio aporta otro argumento: “La investigación e interpretación de múltiples y complejos asuntos o fenómenos biológicos y humanos de interés jurídico”.

Fuente: Apunte de Ética Para el Diseño Gráfico de la U de Londres

Etiquetado con:
Publicado en: Diseño y fotografía