Tiempo de exposición o de pose

En todo momento, durante la realización de la permanente, se deben tomar en cuenta los tiempos de pose, es decir, el tiempo que la solución ondulante permanece en el cabello y el que se le da a la solución neutralizante. Si no se tiene el debido cuidado se puede ocasionar un daño irreparable al cabello.

Por lo tanto, es necesario apegarse a los tiempos de exposición y bien seguirlas indicaciones del fabricante, sin olvidar las características físicas del cabello. Los tiempos de pose pueden variar debido a las condiciones del cabello, ya que no es lo mismo para un cabello teñido o decolorado que para uno en estado virgen.

Entre más sano y sin procesado se encuentre más tiempo necesitará para realizar la ondulación y entre más poroso, maltratado, teñido o decolorado requerirá menos.

Cabe señalar que 15 minutos bastan para conseguir una ondulación estándar a partir de un cabello virgen y en estado normal. En el tiempo de pose es necesario realizar pruebas de onda, durante intervalos, para determinar si esta lista o no la ondulación.

Si el tiempo de pose es corto no se romperán muchos puentes. Si se deja reposar por mucho tiempo, se podrá destruir por entero y obtener un cabello degradado sin posibilidad de reconstrucción alguna.

Fuente: Manual de peluquería del CIDEP

Etiquetado con: