Características del cabello

Para determinar el tipo de permanente que se debe realizar es importante conocer algunas de las características del cabello, como la textura, la porosidad y la longitud, que ayudan a identificar el tipo de cabello, grueso, mediano o fino, o si su estructura ha sido sometida a un proceso químico, como el tinte o decoloración.

Textura

La textura se refiere al cabello grueso, mediano o fino. Se debe determinar qué tipo de cabello se está manejando, ya que por ejemplo si se trata de un cabello virgen con textura gruesa se debe utilizar una solución ondulante para cabello fino, y si por el contrario es un cabello procesado con algún servicio químico, como rayos o tintes, se debe pasar por alto la textura, ya que en este caso es más importante la calidad y la estructura en la que se encuentra el cabello.

En las etiquetas de las soluciones ondulantes, los fabricantes advierten el tipo de solución que es y para qué tipo de cabello se recomienda.

Porosidad

En cuanto a la porosidad, hay que tomar en cuenta la estructura del cabello para saber los procesos químicos a los que ha sido sometido el cabello y se refiere a la condición que presenta en una o en diferentes zonas, debido a procesos químicos (tintes, permanentes), a una acción mecánica (secadoras, tenazas) o a un medio natural (sol, agua, aire, contaminación).

Al detectar la porosidad, se puede saber qué parte del cabello es necesario proteger antes de aplicar un proceso químico. Los fabrican les advierten en las etiquetas de sus productos de soluciones ondulantes para qué tipo de cabello se deben utilizar, según la porosidad.

Longitud

El largo del cabello ayuda a determinar los diferentes métodos a seguir ya que un cabello corto no podrá seguir el mismo método de aplicación de solución ondulante que uno largo. En el cabello largo, al enrollarlo en el bigudí la punta estará cubierta por mucho cabello alrededor de ella y corre el riesgo de que no se ondule, ya que el líquido ondulante puede que no penetre igual que en las partes exteriores, si no se toman las debidas precauciones.

En este caso, para la solución ondulante se debe tomar en cuenta sólo por la textura y porosidad, ya que si es un cabello teñido no importará el largo que tenga y se debe utilizar una solución ondulante para cabello teñido. Al mismo tiempo, si es un cabello virgen largo se debe utilizar una solución ondulante para este tipo de cabello.

Fuente: Manual de peluquería del CIDEP

Etiquetado con: