Complexión y el corte de cabello

Al elegir un corte de cabello se debe observar la complexión del cliente. En ocasiones, la ropa que trae puesta una persona puede cambiar visualmente su estructura real, por lo que se deben analizar con detenimiento sus características corporales.

Con sutileza y tacto se puede sugerir los estilos más adecuados para cada caso pero se debe tener mucho cuidado al determinar ese punto.

Complexión obesa: Esta complexión se caracteriza por hombros estrechos, busto prominente, caderas muy anchas. Por lo general, las personas con esta constitución eligen estilos muy cortos, ya que piensan que se verán más delgadas. Sin embargo, es importante agregar volumen al cabello para equilibrar la estructura del cuerpo.

Complexión robusta: Se distingue por hombros y caderas anchos. En este caso, se recomienda el cabello con volumen, en un largo máximo a los hombros o un estilo semicorto.

Complexión fina: La estructura del cuerpo se distingue por las piernas y el tronco largos, hombros estrechos y busto pequeño. Los estilos adecuados para esta constitución no deben ser muy rebuscados, se sugiere poco volumen y un largo medio, a la altura de los hombros.

Fuente: Manual de peluquería del CIDEP

Etiquetado con: