Bombeo en apicultura

– Utilice bombas que estén construidas de material de grado alimentario, que no batan ni espumen la miel, para no generar microburbujas.

– Las bombas deben colocarse en un lugar de fácil acceso para su limpieza y desinfección diaria o para su mantenimiento.

– Disponga de una bomba de elevación acorde al caudal de miel habitual de la planta, para evitar que el depósito rebalse.

– Implementar un sistema de bombeo automático, con alarma o sistema de corte y arranque de la bomba.

Fuente: Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos. Argentina.

Etiquetado con: