El silencio

El silencio es un elemento importante de la comunicación telefónica. Corresponde a los puntos y las comas en la comunicación escrita.

El silencio sirve para:

– Subrayar la importancia de determinadas palabras.
– Dar importancia a las ideas.
– Facilitar respuestas.
– Ayudar a pensar

El silencio negativo: El silencio puede ser negativo y mostrar desatención. Por ejemplo si lo prolongamos mucho (sí nos ausentamos del teléfono para buscar cualquier cosa).

El silencio del cliente: El cliente puede guardar silencio también, en ese caso sé deberá una posición de escucha activa, indicando al cliente que estamos atentos a su conversación con palabras o frases como:

– Sí
– Desde luego.
– Lo entiendo.
– Es cierto.
– Y otras que acompañen a sus comentarios.

Publicado en Negocios, economía y estadística Etiquetado con: