Una mala imagen

La reacción del cliente ante un vendedor puede ser que se imagine una charla entusiasta y machacona sobre el producto, lo que puede ocasionar una mala venta.

La mala venta se caracteriza por:

– No estar preparada u organizada.
– No estar centrada en las necesidades de los clientes.
– No estar dirigida a un individuo.
– No ser clara o estar mal estructurada.
– Ser introspectiva y estar centrada solamente en lo que quiere el vendedor.

La buena venta es:

Aceptable (lo que los clientes quieren).
Persuasiva (lo que el vendedor quiere).
– Considerada precisamente.

Publicado en Negocios, economía y estadística Etiquetado con: