Temas típicos en las entrevistas

Usted puede anticipar ciertas preguntas que le pueden hacer durante la entrevista. Recuerde que dato mencionado en su curriculum o en la carta de presentación es válida y justa para ser discutida más a fondo.

Algunas categorías comunes de preguntas:

  1. Educación: ¿Qué, por qué y con quién? ¿Qué ha aprendido últimamente?
  2. Empleos anteriores: ¿Quién, cuáles, cuándo, dónde. por qué y con qué salario?
  3. Habilidades: ¿Cuáles, cuándo, dónde y por qué?
  4. Personal: ¿Quién es usted y cuáles son sus intereses y metas personales?
  5. Paquete de mercadeo: ¿Qué exactamente nos está vendiendo? ¿Cuánto nos costará?
  6. El empleo y la organización: ¿Cómo ve usted a la empresa? ¿Cómo trabaja? ¿Cuál es su misión? ¿Se considera usted apto para trabajar en ella?.

Cómo evitar fracasos

Como postulante, no solamente necesitará contestar las preguntas de manera correcta – también tendrá que escuchar con mucho cuidado. Use las siguientes habilidades:

  1. Mantenga contacto visual
  2. Repita las preguntas que le hacen: esto demuestra que usted está prestando atención y que comprende la pregunta.
  3. Gestos: controle cualquiera de sus hábitos nerviosos y asegúrese de que sus manos se encuentran relajadas.
  4. Tono de voz: module su voz y el ritmo de la conversación de manera que se adapte al del entrevistador.
  5. Gestos corporales: mantenga una postura recta como postulante para un empleo e inclinase hacia atrás cuando escuche.
  6. No ponga una cara impasible: demuestre sus emociones y que usted está encantado de estar presente en la entrevista.

Muchos candidatos fracasan en las entrevistas sin necesidad alguna y por diverso motivos. Los errores más comunes incluyen: impuntualidad, indiscreción, pasividad e indiferencia, demasiado interés en el dinero, falta de contacto con la mirada, un saludo con un apretón de manos demasiado débil, habilidades de conversación muy pobres, nerviosidad, inmadurez, respuestas evasivas, expectativas demasiado altas, arrogancia, falta de interés en la compañía o en el cargo, una postulación demasiado desorganizada, sarcasmo, prejuicios muy fuertes, calificaciones exageradas y referencias muy pobres.

Publicado en Formación y empleabilidad Etiquetado con: