Distintos tipos de preguntas para la entrevista

El que la entrevista sea eficaz, así como el éxito de la misma depende muchas veces del tipo específico de pregunta que se haga. Hay seis categorías principales de preguntas, comúnmente formuladas por los entrevistadores.

La manera de expresar cada pregunta será esencial para determinar cuánta información válida se recibe.

  1. Preguntas cerradas. Son las que se pueden contestar con una sola palabra, generalmente sí o no; pero también pueden prestarse para múltiples respuestas opcionales. Las preguntas cerradas tienen una aplicación limitada. A veces pueden ser útiles cuando el entrevistador quiere conocer desde un principio determinada información.
  2. Preguntas de sondeo. Estas son las que le permiten al entrevistador sondear más a fondo en busca de información. Por lo general son cortas y están expresadas con palabras sencillas. He aquí algunas preguntas de sondeo eficaces:
    • ¿Por qué?
    • ¿Cuál fue la causa?
    • ¿en qué circunstacias ocurrió eso?
    • ¿Quién más intervino en la decisión?
    • ¿Qué sucedió después?
  3. Preguntas hipotéticas. Pueden constituir valiosas herramientas para el entrevistador. Se le presentan al solicitante situaciones hipotéticas, basadas en hechos específicos relacionados con el trabajo, para que la resuelva.
  4. Preguntas intencionadas. Son preguntas que obligan al entrevistado a escoger entre dos opciones indeseables. Las preguntas intencionadas no producen ninguna información válida acerca del aspirante, y deben evitarse.
  5. Preguntas capciosas. Las preguntas capciosas implican que no hay sino una sola respuesta correcta. si hace preguntas capciosas, no puede esperar enterarse de nada acerca del aspirante.
  6. Preguntas abiertas. Pueden definirse como preguntas que no se pueden contestar con un sí o un no, y sin duda alguna son las más eficaces que se le puedan hacer a un candidato. Producen la mayor cantidad de información, y al mismo tiempo le dan al aspirante gran amplitud para contestar. También ofrecen al entrevistador la oportunidad de verificar las destrezas de comunicación verbal y el patrón de lenguaje corporal del aspirante. Lo más importante es que las preguntas abiertas proporcionan información en la cual pueden basarse los entrevistadores para formular otras preguntas.
Publicado en Formación y empleabilidad Etiquetado con: