¿Qué es la administración de la calidad?

Corresponde al control de los productos o servicios para asegurar que los proveedores cumplan con las normas aceptadas para lograr los resultados deseados y, si se observan problemas, adoptar las acciones necesarias para mejorar los productos o servicios. La administración o gestión de la calidad involucra los siguientes elementos: definición de objetivos, normas y un sistema.

Definición de objetivos

Conforme avances veremos cómo las demandas de una norma empiezan con un compromiso escrito de políticas y una organización bien definida, para proceder con detalladas instrucciones procesales para cada paso, desde compras hasta la terminación y entrega del producto.

Normas

Puede haber varias normas dentro del mismo sistema: normas para materiales y componentes comprados, la habilidad de los proveedores para entregar según requerimientos, conformidad con los requerimientos del producto y otros más. Todo ello debe estipularse en procedimientos e instalarse un sistema para su verificación.

Un sistema

Definiciones y procedimientos por sí mismos no son suficientes. Uno necesita de un sistema de medición para compras, recepción de materiales, comportamiento del proceso, inspección final y entregas. También se necesitan pruebas y técnicas de medición y un sistema para probar y calibrar el equipo de pruebas en sí.

¿Cómo lo logramos?

Se logra cuando la alta gerencia escucha a su o sus consultores y teniendo la voluntad y el compromiso de involucrarse, dando el primer paso al hacer evidente su compromiso en la declaración de políticas y, luego, apoyándolas con la asignación de responsabilidades.

Uno puede requerir consultores en ésta o en las siguientes etapas. Para empezar, uno puede necesitarlos con el objeto de convencer a la alta gerencia. Lo siguiente es lo que se requiere a nivel general:

  • La gerencia debe definir lo que se necesita.
  • El mensaje debe llegar al personal con el objeto de que todos sepan qué tienen que hacer y cómo llevarlo a cabo.
  • Debe contarse con el equipo, proceso y herramientas adecuadas para hacer el trabajo.
  • Es menester que la información correcta llegue al personal clave en el tiempo adecuado.
  • Un sistema de dirección y control es indispensable.

Fuente: ISO900 de Brian Rothery, editorial Panorama.

Etiquetado con: