Ir en bicicleta al trabajo

Mucha gente no hace una relación efectiva entre la bicicleta y el trabajo. La posibilidad de ir a trabajar en bici queda descartada por una serie de mitos, prejuicios y miedos, los que son resueltos en esta anotación. Si prefieres invertir mejor el tiempo, en vez de perderlo en un taco o buscando estacionamiento, y quieres llegar con más animo al trabajo, sin duda los siguientes datos te ayudarán a pensar en la bicicleta como opción para viajar al laburo.

A la pega llegarías todo sudado

Para evitar esto sólo debes viajar a una velocidad cómoda y moderada. Evita abrigarte en exceso. Si te gusta correr, utiliza poleras (remeras, playeras…) de nylon. Estas se mojarán pero se secarán rápidamente. El algodón se moja pero es lento de secar, lo que provoca que el sudor se enfríe y puedas agarrar un resfrío. Cámbiate la polera al llegar a destino.

Es inseguro

El peor favor que nos podemos hacer es poner nuestra seguridad en las manos de los demás. Toma todas las medidas pertinentes y por sobretodo sé responsable y disfruta de tu viaje.

Utiliza luces, y de la forma correcta, para tus viajes de noche, madrugada o de visibilidad baja. Recuerda que la luz blanca o amarilla va en la parte delantera de tu bicicleta y la luz roja en la parte trasera.

Busca rutas con bajo tráfico de motorizados y nulo de transporte colectivo. Memoriza hoyos, saltos, grietas y mantente atento a otros condimentos en la superficie (agua, vidrios, aceite…).

Agudiza tus sentidos, no utilices audífonos u otros elementos que impidan una correcta audición y visión. Planet Bike entrega un 25% de sus ganancias a causas pro-bici. Blinky Super flash para uso en la parte trasera. Blaze, luz blanca para la parte delantera.

Se requiere usar ropa especial para montar una bicicleta

Hay gente que prefiere utilizar ropa especial para montar en bicicleta, luego se cambia al llegar al trabajo. Hay otros que no se complican y utilizan la misma ropa del día.

Si utilizas un cubre cadenas, una pinza o atrapabastas para los pantalones, evitarás mancharlos o estropearlos con la cadena. Privilegia el uso de ropa ajustada por sobre la ancha u holgada. Mientras más ajustada esté al cuerpo, menor posibilidad habrá de engancharla y romperla.

El calzado debe ser cómodo. Prefiere las suelas antideslizantes y de goma. (Si alguna chica ha pedaleado con tacos, porfavor cuéntanos que consideraciones se deben tener).

No se pueden llevar muchas cosas

Por lo general se debe evitar transportar cosas innesesarias. Siempre apérate únicamente con lo que vayas a necesitar. En caso que debas transportar muchas cosas, existen alternativas como bolsos de mensajero, alforjas, canastos y bicicletas de carga. Selecciona el modelo adecuado equilibrando la eficiencia al pedalear y la frecuencia con la que transportarás la carga.

No hay donde dejarla

Es uno de los puntos mas recurrentes al momento de descartar la bici como medio de transporte. Pregunta en tu lugar de trabajo si cuentan con estacionamientos para bicicletas o en caso contrario, si existen alternativas. Utiliza siempre una buena cadena. Los modelos de seguros U-lock son lo que recomiendo siempre para anclar la bici.

El lugar donde dejes tu bici idealmente debe contar con techo para proteger tu máquina de la lluvia y el sol.

En invierno no podría usarla

EL uso de la bici disminuye en invierno, mucha gente no se anima a usarla con frio y bajo la lluvia. En los meses fríos no salgas demasiado abrigado por las mañanas, a las dos cuadras ya estarás sudando. Es preferible pasar un poco de frío los primeros 200 metros, después la temperatura se estabilizará. Me ha resultado bien el usar muñequeras, como las de los tenistas, ya que impiden que entre el viento por las mangas, enfriando el brazo y al mismo tiempo evita la pérdida de calor, al proteger las venas de la muñeca.
—————————————————————-
Autor y Licencia de esta obra:
Ciclismo Urbano – ciclismourbano.info
Licencia Creative Commons: creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/

Publicado en Editoriales y artículos Etiquetado con: