Consejos para producir menos basura

Como regla general, debe de evitarse la compra de productos desechables. Los productos más duraderos resultan, a la postre, más económicos y menos basura. El empaque casi nunca es necesario.

Los consejos a seguir para producir menos basura son:

1. Rechazar hasta donde sea posible, los empaques excesivos. La caja del dentífrico es un típico ejemplo del empaque que al consumir sólo produce estorbo.

2. Comprar los productos no perecederos a granel o en la presentación más grande. Cualquier producto de tamaño familiar representa un ahorro por ser más barato. Además significa menos basura: hay menos plástico en la bolsa de cinco kilos que en cinco bolsas de un kilo.

3. Preferir los productos en envase retornable. La molestia de tener que devolver el envase se compensa con el ahorro, pues solo se paga por el producto. Las botellas de vidrio deben preferirse a los de plástico, pues pueden volver a usarse. Además, cualquier clase de vidrio puede reciclarse industrialmente, lo que no sucede con cualquier clase de plástico.

4. Procurar el uso de vasos de cristal, platos de loza y servilletas de tela en lugar de desechable. En la cocina, usar trapos para secar o limpiar en lugar de toallas de papel absorbente.

5. Evitar al máximo el uso de pañales desechables. Además del gasto que representan, los pañales tardan más de 500 años en descomponerse. Se calcula que un niño requiere unos 65000 entre su nacimiento y los tres años.

6. Usar bolsa o canasta para ir al mercado evitar el consumo de bolsas de plástico, que por lo general se tiran de inmediato al basurero.

7. Separar los residuos en contenedores o botes de colores diferentes, uno para papel y cartón, otro para plástico, vidrio y metal, y otro para materia orgánica. Enjuagar y aplastar los recipientes, como el de la leche, reduce cinco veces el volumen de basura y facilita su manejo.

8. Promover la creación de centros de acopio de basura. No tiene sentido separar la basura si no hay quien la aproveche. Si todos cooperan en cada colonia ó zona de vivienda, puede haber un negocio que viva de compra y papel, vidrio y latas para ser reciclados.

Publicado en Editoriales y artículos Etiquetado con: