Inicio | Suscripción gratuita | Foros | Ayuda | Contacto
El portal de la educación no formal
  Contenidos
Editoriales
Cursos con Constancia
Cursos Gratis
Libros digitales gratis
Capsulas del saber
Reflexiones
Servicios
Descargas gratis
Tests online
Enlaces de interés
Enciclopedias y diccionarios
Diccionario
Información

  Nodos del saber
Cursos y Formación
- Cursos
- Masters
- MBA
- Idiomas
Categorías top
- Administrativas
- Idiomas
- Diseño y fotografía
- Ingenierías
- Ocupaciones y oficios
- Comida y cocina
- Educación
- Informática
- Medicina y salud
- Vida y bienestar
- Ciencias sociales
- Cuentos y poemas
  Editoriales pasadas
- Enfermedad de chagas
- Cómo proteger tu línea telefónica de las promociones
- La banalidad de la auditoría en la lucha contra la corrupción
- Terminal punto de venta
- Educación prescolar
- Síndrome de Behcet
- Cómo designar un beneficiario
- Buro de crédito
- Causas de la osteoartritis
- Transferencias electrónicas de fondos
- Flebitis
- Financiamiento bursátil
- Bovinos
- Espacio del ligamento periodontal
- Riesgos en los sistemas de pagos en México
Notas pasadas
 :: Los cuatro pasos para impartir una clase

EducaciónCuantos de nosotros nos hemos enfrentado al problema de impartir una clase sin tener conocimientos de pedagogía, ni de didáctica, y ni mucho menos tenemos idea de lo que es la formación de profesor ó instructor; y esto nos sucede desde el hogar cuando tenemos que “asesorar” a nuestros hijos ó a nuestros hermanos en las tareas, ó bien cuando por razones de nuestro trabajo también tenemos que asumir necesariamente el rol de “enseñante” al menos, para transmitir a nuestros compañeros de trabajo conocimientos que nosotros dominamos, derivándose de esta situación en una verdadera pesadilla que hay que superar de cualquier manera.
A continuación se presentan cuatro pasos básicos que sí se siguen puntualmente te garantizan que obtengas un desempeño aceptable sí eres principiante en ésta materia :

- Motivación.
- Presentación.
- Aplicación
- Evaluación.

1.- Motivación

Este es el primer paso y juega un papel determinante para los subsecuentes, aquí se trata de que tengas la capacidad de despertar “la necesidad de aprender el tema de sesión a tus estudiantes”, para lo cual te debes de valer de todos los estímulos necesarios para conseguir tu objetivo, recuerda que la motivación es un “impulso interno” que hace que se genere una necesidad; tu habilidad estratégica entonces para éste paso consistirá en, como lograr a través de los estímulos antes mencionados despertar ese impulso interno.

Un ejemplo válido sería el recurso que usaba un profesor de Física para motivar a sus alumnos a aprender la Ley de la gravitación universal, y que consiste en lo siguiente:

Antes de iniciar la sesión se paraba al centro del salón sin decir nada, y justo cuando todos los estudiantes lo estaban observando dejaba caer al suelo la lista, los libros etc. de tal manera que lograba el impacto con los alumnos de preguntarse “pues que demonios le pasa al profesor”, y cuando esto sucedía el profesor empezaba con el siguiente paso.

2.- Presentación.

En este paso ya se realiza el proceso “enseñanza-aprendizaje”, que en sencillas palabras no son mas que las actividades que van a realizar tanto el que enseña como el que aprende, para alcanzar el objetivo propuesto para la sesión. Es importante tener en cuenta que el binomio profesor-alumno debe funcionar como tal, porque el éxito de la sesión depende de los dos. Aquí es importante el uso de técnicas y recursos didácticos acordes con el tema a tratar.

3.- Aplicación

Para éste paso es sumamente necesario que se tengan de antemano bien planeados y programados los ejemplos concretos, de donde tiene aplicación el tema tratado, y que los estudiantes lo vean reflejado en sus vidas cotidianas, porque para que el conocimiento sea “significativo”, necesariamente tiene que ser práctico, útil y probado, de otra forma no pasará de ser flor de un día.

4..- Evaluación.

Este paso nos da la oportunidad de comprobar sí nuestros objetivos se cumplieron, y nos sirve de retroalimentación para la siguiente sesión. El ejemplo de aquél profesor de matemáticas es muy ilustrativo para éste caso: sucede que diez minutos antes de cerrar la sesión les decía a todos los alumnos, “saquen una hoja y póngale su nombre” y a continuación escribía dos problemas sencillos y prácticos relacionados con el tema para que los alumnos los resolvieran en ese breve espacio de tiempo (calculado cuidadosamente para que todos los alumnos pudieran resolverlos, si se había producido el aprendizaje), al término el cual el profesor recogía las hojas con las respuesta y que darían origen al principio de la nueva sesión con la entrega de las mismas debidamente calificadas por el profesor; iniciándose de ésta manera un nuevo ciclo de los cuatro pasos.

Autor: José Carmen Muñoz


 
  Opciones
Suscribirse
 

Más editoriales
- Qué es la mercadotecnia
- Evaluar la efectividad del proceso de selección
- Equipo principal para una quesería
- Recomendaciones al comprar tarjetas de prepago
- Empatía definición




Si buscas algún curso manual guía recurso definición libro ó ebook gratis este es tu lugar.
Sindicar contenidos
ConocimientosWeb - Diario Tecnológico - Zips del Conocimiento
Red del Conocimiento - Competencias - Microlearning
Todos los logos y nombres mencionados de marcas que se publican en este sitio son de sus respectivos dueños.
Condiciones de Uso