¿Qué es la educación a distancia?

El método se caracteriza por el hecho de que el alumno sigue el curso alejado del centro docente. En su forma más tradicional, en este método el alumno recibe por correspondencia de materiales que ha de estudiar. A medida que los va estudiando ha de ir resolviendo preguntas o ejercicios de autoevaluación que le permiten comprobar si va asimilando todo lo que ha leído. Dado que el alumno estudia individualmente los materiales docentes es muy importante que éstos estén correctamente elaborados.

Cada palabra y cada frase ha de ser cuidadosamente analizada Por el profesor con el fin de que el alumno tenga las menores dificultades posibles. El nivel del tema ha de ir aumentando lenta y progresivamente.

En este tipo de educación, al principio, el alumno contactaba con el profesor a través de la correspondencia. Posteriormente, se empezó a utilizar el teléfono y actualmente se realizar el contacto a través del ordenador con la ayuda de programas informáticos. También se está empezando a utilizar el vídeo, internet, la videoconferencia y emisiones vía satélite en programas de educación a distancia.

Los materiales docentes han pasado del soporte exclusivo en papel a complementarse con medios audiovisuales como vídeos, cassetes o archivos informáticos. El alumno regula su propio ritmo de trabajo ya que es él quién decide cuándo empieza y cuándo acaba la sesión de estudio de los materiales docentes.

Por este motivo, se requiere una cierta madurez y capacidad de trabajo para que el método sea efectivo.

Objetivo

  • Se trata de formar a alumnos que a causa de la distancia geo-gráfica, o por algún otro motivo, no pueden desplazarse para recibir la formación en presencia.

Aplicaciones

  • Este método puede ser indicado para la formación de adultos cuando no es posible la formación en presencia por la distancia geográfica o por no poderse a adaptar al horario.
  • Por otro lado, vale la pena añadir que éste método es uno de los que va a experimentar un mayor desarrollo en los próximos años a medida que se vayan perfeccionando y abaratando medios tales como la videoconferencia, el correo electrónico, la enseñanza asistida por ordenador y otros de los que se habla en el capítulo siguiente.

No es aventurado afirmar que el profesor va a aumentar su papel como tutor y facilitador de programas de formación en los que el alumno estará la mayor parte del tiempo delante del ordenador y del vídeo, en lugar de estar en el aula. Fuente: Libro Aprender a enseñar de Oriol Amat

Publicado en Editoriales y artículos Etiquetado con: