Argumentos para pedir un aumento de sueldo

No es fácil pedir un aumento de sueldo. Lo sabes tú y casi todos los empleados. Lo más normal es sentirse intimidado al tener que pedir al jefe que suba tu nómina, ya que no es normal que la iniciativa parta de tus superiores, aunque en algunos casos sí sucede. Por lo tanto, es responsabilidad tuya presentar de forma persuasiva aquellos elementos que demuestran cómo el negocio se ha beneficiado de tu trabajo, tus contactos o tus habilidades. Así podrás argumentar el porqué de tu subida salarial. A continuación te proponemos la estrategia a seguir para lograr ese aumento de sueldo que tanto deseas.

Analiza tu trabajo:

Esta fase inicial es fundamental. Tienes que dedicar un tiempo a analizar cómo ha evolucionado tu nivel de responsabilidad en la empresa en los últimos tiempos, ya que te ayudará a justificar la subida: si ahora te dedicas a coordinar un equipo de personas y hace seis meses no lo hacías, tu responsabilidad ha crecido y, en consecuencia, esto tendría que reflejarse en el salario.

Haz un listado con tus éxitos:

Tomando como punto de partida tu último incremento de sueldo, valora de qué manera repercute tu trabajo en los beneficios de la empresa. Por ejemplo, si gracias a tu gestión la empresa ha conseguido nuevos clientes que aumentan considerablemente los ingresos del negocio, esta intermediación tienes que destacarla cuando lleves a cabo la negociación con tus superiores. Además, si te preocupas de presentar la documentación necesaria, tendrás tus objetivos en la palma de la mano.

Observa el mercado:

Fíjate cómo se cotiza tu puesto de trabajo en el mercado laboral, será un buen método para saber si lo que quieres pedir es razonable o no, más aún si no eres imprescindible para la empresa. Si te pasas de ambicioso puede ser que tu jefe encuentre a alguien que haga tu trabajo por menos dinero del que tu pides. Lo mejor es que consultes en los sindicatos, colegios profesionales o en revistas especializadas el rango salarial de tu empleo.

Haz una propuesta concreta:

Ten claros tus planes y propón un aumento concreto de sueldo. Además, para facilitar la negociación puedes enviar una propuesta por escrito a tu superior: él podrá estudiar tu caso con detenimiento y tú tendrás claros y estructurados tus objetivos.

De todas formas, has de ser consciente que quizás la persona que está por encima de ti no es la responsable o no tiene potestad para otorgarte el aumento de sueldo, pese a que lo considere justo. Por eso, debes tener paciencia y dejar que esta persona remita tu petición a quien corresponda.

Finalmente, considera la importancia de llevar a cabo este proceso aportando toda la documentación necesaria para fortalecer tus argumentos, así como presentar un plan o proyecto salarial sensato y por escrito. Recuerda que las palabras se las lleva el viento , por lo que presentar tus peticiones por escrito refuerza tu postura y además transmite a tus interlocutores una imagen de seriedad y responsabilidad en ellas que, sin duda, tendrán en cuenta.

Fuente: www.infojobs.net

Publicado en Editoriales y artículos Etiquetado con:

Buscar otros temas:


Suscríbete al sitio por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Zips del Conocimiento

Derechos de los niños

Introducción Los derechos del niño son un conjunto de normas de derecho internacional que protegen a las personas hasta determinada edad. Todos y cada uno de los derechos de la infancia son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos

Ciencia e investigación científica

Introducción La investigación científica, como vía que utiliza la Ciencia para enriquecerse en lo que a conocimientos respecta, constituye hoy día un proceso de vital importancia para el hombre en su quehacer cotidiano. Sin embargo, en general no resulta ser

Mutilación genital femenina

Introducción La escisión o circuncisión femenina es también conocida como mutilación genital femenina (MGF) es la ablación o eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica. La mutilación genital femenina afecta