Educación basada en competencias

Es importante dejar en claro que el concepto de competenciasse refiere, en esencia, a la aplicación de conocimientos prácticos a través de habilidades físicas e intelectuales, con respecto a criterios o estándares de desempeño esperados (normas o calificaciones). Para cualquier sociedad, aunque el enfoque de competencias se centra en el aprendizaje, en realidad representa un gran sistema en el que intervienen diversos y complejos procesos, entre los que destacan:

  • Normalización,
  • Formación,
  • Evaluación,
  • Acreditación,
  • Certificación
  • Socialización.

La Educación Basada en Competencias (EBC) viene a ser como un “edificio” en construcción, cuyos cimientos los representan dos enfoques metodológicos para el fomento del aprendizaje permanente, los cuales se vienen desarrollando desde hace varias décadas en distintos países del mundo. Nos referimos a la evaluación de aprendizajes previos, y a la modularización de contenidos educativos.

Como cabe esperar, el imaginario “edificio” tiene varios pisos, representados por los procesos sustantivos de la EBC, arriba mencionados, en los que trabaja gente de prácticamente todos los sectores de la sociedad -público, social y privado-, desde sus respectivos puestos y funciones -autoridades, educadores, empleadores, trabajadores, estudiantes-, en el afán de construir una estructura sólida y funcional, por la que puedan transitar las personas, en esquemas de circulación abiertos y flexibles.

En este “edificio”, las personas hacen uso de distintas rutas y espacios para desplazarse gradual y progresivamente hacia sus diversos y variados objetivos, aprovechando gran cantidad de entradas y salidas laterales, que les facilitan su comunicación con otras estructuras importantes de formación y capacitación, de carácter formal, no formal o informal -como la escuela, el trabajo y el hogar-, así como con instancias acreditadas de evaluación y reconocimiento de los aprendizajes adquiridos.

La estructura de estos “edificios” está diseñada para promover el aprendizaje a lo largo de la vida, de todos los ciudadanos, como una función crítica da las sociedades contemporáneas, en la llamada “era de la información y el conocimiento”. Tales “edificios” pese a sus grandes diferencias, entre países, culturas y economías, tienen en común, el estar sujetos a una constante presión para su modernización y mejora a fin de satisfacer las necesidades económicas y sociales de las ciudadanas y los ciudadanos, las organizaciones y las sociedades en que se fundan.

En el marco de las llamadas “era de la informática”, en materia tecnológica, y “sociedad del conocimiento”, en el ámbito sociocultural, ocurren grandes transformaciones políticas, económicas y sociales, prácticamente en todas las esferas: desde lo local hasta lo global. Dada la magnitud y trascendencia de estos cambios, y por las dificultades, oportunidades y desafíos que representan, la educación juega un papel estratégico, e incluso crítico.

De ahí que en el mundo surja un fuerte movimiento de reformas para mejorar la calidad de la educación en distintos aspectos, como accesibilidad, permanencia, diversidad, provisión, equidad y efectividad, entre otros.

En cualquier caso, es necesario evaluar el impacto de estas reformas y esfuerzos para estimar los beneficios que reportan a individuos, organizaciones y sociedad, en general. Uno de los conceptos que mejor explica el alcance de las reformas educativas a nivel nacional e internacional, es el de aprendizaje a lo largo de la vida, con el que se reconoce y fomenta la posibilidad de que las personas aprendan durante toda su vida, desde que nacen hasta que mueren, de manera intencionada y planificada.

El aprendizaje a lo largo de la vida implica una noción integrada del aprendizaje en los ámbitos formal, no formal e informal, y el acercamiento entre el mundo educativo y el laboral, en busca de sinergias de desarrollo. De estas sinergias se desprenden, a su vez, otros dos conceptos de primera importancia, consistentes con el aprendizaje a lo largo de la vida: el de Competencia, específicamente, de Competencias Laborales, y el de Educación Basada en Competencias.

Sobre la pauta de las competencias laborales (también llamadas profesionales, técnicas o vocacionales, en distintos países y organismos), en el curso de las dos últimas décadas en varias naciones del mundo tiene lugar la construcción de sistemas para su estandarización, formación, acreditación y reconocimiento; destacando, en esta corriente, los países de la Comunidad Económica Europea y de la Mancomunidad Británica.

Fuente:Basado en el articulo La Educación Basada en Competencias de la Secretaría de Educación Pública.

Publicado en Editoriales y artículos Etiquetado con:

Buscar otros temas:


Suscríbete al sitio por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Zips del Conocimiento

Derechos de los niños

Introducción Los derechos del niño son un conjunto de normas de derecho internacional que protegen a las personas hasta determinada edad. Todos y cada uno de los derechos de la infancia son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos

Ciencia e investigación científica

Introducción La investigación científica, como vía que utiliza la Ciencia para enriquecerse en lo que a conocimientos respecta, constituye hoy día un proceso de vital importancia para el hombre en su quehacer cotidiano. Sin embargo, en general no resulta ser

Mutilación genital femenina

Introducción La escisión o circuncisión femenina es también conocida como mutilación genital femenina (MGF) es la ablación o eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica. La mutilación genital femenina afecta