¿Qué son las hemorroides?

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son engrosamientos en forma de nudos de los cuerpos cavernosos del recto, que se encuentran en la parte superior del esfínter del ano. Arterias y venas irrigan estos cuerpos cavernosos. Las hemorroides ayudan a los esfínteres a permanecer cerrados, formando una especie de válvula, incluso con los aumentos de presión, como por ejemplo, al estornudar o reír.

Causas

Las hemorroides pueden ser causadas por:

  • Esfuerzo durante las deposiciones.
  • Estreñimiento.
  • Sentarse durante períodos de tiempo prolongados, especialmente en el baño.
  • Ciertas enfermedades, como la cirrosis hepática.

Síntomas

hemorroidesHemorroides grado I

El botón hemorroidal no puede ser visto desde el exterior y no siempre aparecen síntomas.

Hemorroides grado II

Las dilataciones en forma de nudo en el recto son mayores, saliendo de forma ocasional por fuera del canal anal. Puede aparecer dolor, que se origina en la piel sensible del canal anal. Más síntomas en este estadio son, por ejemplo, los siguientes:

  • Sangrados indoloros al defecar, que bien aparecen con las deposiciones o en forma de gotas.
  • Quemazón, picor, piel inflamada y enrojecida y exudado de la zona anal.
  • Aparece una sensación de vaciado rectal incompleto tras la defecación y, en ocasiones, sensación de cuerpo extraño.

Hemorroides grado III y IV

Las hemorroides a partir del grado III están presentes tras la defecación o a veces, incluso, de forma espontánea en el ano, y así permanecerán si no son tratadas.

Los pacientes desarrollan los siguientes síntomas:

  • Pinchazos y sensación de comezón en la zona anal.
  • Picor en el ano.
  • Producción de un exudado que mancha la ropa interior.
  • Incontinencia ocasional de heces.
  • Sensación permanente de cuerpo extraño en el canal anal.
  • Sangrados.
  • Dolor.

Pruebas y exámenes

La mayoría de las veces, el proveedor de atención médica a menudo puede diagnosticar las hemorroides simplemente examinando la zona rectal. Las hemorroides externas a menudo se pueden detectar de esta manera.

Los exámenes que pueden ayudar con el diagnóstico del problema incluyen:

  • Examen rectal
  • Sigmoidoscopia
  • Anoscopia

Tratamiento

Durante las crisis, los baños de asiento con agua tibia pueden dar alivio contra los síntomas agudos. En las embarazadas sugerimos compresas húmedas tibias. Se debe también evitar limpiar el ano con papel higiénico, dando preferencia al bidet o a chorros de agua tibia.

A las personas con constipación intestinal (estreñimiento) se les indica laxantes para disminuir la necesidad de hacer fuerza al evacuar.

Se pueden usar pomadas y cremas contra las hemorroides, ya que sirven de lubricante para el paso de las heces y, generalmente, contienen anestésicos en su fórmula. El alivio es apenas temporal y no se deben usar esas cremas indefinidamente sin orientación médica. Supositorios con corticoides son otra opción cuando hay mucho dolor o comezón, no obstante es un tratamiento que no debe ser usado por más de una semana debido a los posibles efectos colaterales.

Una dieta rica en fibra disminuye la incidencia de sangrados y puede aliviar también la comezón.

Pese a que evitar alimentos picantes es una recomendación famosa, no hay pruebas de que el picante empeore los síntomas. Esto debe evaluarse individualmente.

En las pequeñas hemorroides con trombos, el tratamiento puede hacerse en un consultorio médico con una pequeña incisión, con anestesia local, para retirar los coágulos. Esto es suficiente para el alivio de los síntomas.

Publicado en Capsulas del saber Etiquetado con: ,