Inicio | Suscripción gratuita | Foros | Ayuda | Contacto
El portal de la educación no formal
  Contenidos
Editoriales
Cursos con Constancia
Cursos Gratis
Libros digitales gratis
Capsulas del saber
Reflexiones
Servicios
Descargas gratis
Tests online
Enlaces de interés
Enciclopedias y diccionarios
Diccionario
Información

  Nodos del saber
Cursos y Formación
- Cursos
- Masters
- MBA
- Idiomas
Categorías top
- Ciencias de la salud
- Ciencias sociales 
- Ciencias jurídicas
- Ingenierías
- Idiomas extranjeros
- Educación formal
- Vida y bienestar
- Comida y cocina
- Cuentos y poemas
- Multimedia y diseño
- Informática
- Formación para el trabajo

  Editoriales pasadas
- Buro de crédito
- Causas de la osteoartritis
- Transferencias electrónicas de fondos
- Flebitis
- Financiamiento bursátil
- Bovinos
- Espacio del ligamento periodontal
- Riesgos en los sistemas de pagos en México
- Enfermedad de Hodgkin
- Oportunidad para obtener un crédito
- Funciones lógicas
- Granulomatosis de Wegener
- Antena Yagi
- Elaborar shampoo
- Origen de la cabra
Notas pasadas
Manual de compostaje doméstico

Manual de compostaje doméstico

4. APLICACIONES DEL COMPOST

4.1. Beneficios de la aplicación del compost

El suelo, es un bien muy preciado al que frecuentemente no se presta suficiente atención. Con la aplicación de compost se producen grandes beneficios para el suelo, y las plantas que de él se sustentan. La principal característica que diferencia el empleo de fertilizantes inorgánicos del empleo de compost, es el aporte de materia orgánica que efectuamos en cada aplicación. Los efectos de la materia orgánica sobre el sistema suelo–planta, son numerosos. A continuación, se recogen los más importantes:

  • El compost mejora la textura y estructura del suelo, favoreciendo la retención de agua, oxígeno y nutrientes.
  • Promueve el desarrollo de una buena estructura, que ayuda a mantener un balance adecuado de aire y agua en el suelo.
  • Ayuda a luchar contra la erosión, la cual provoca una disgregación estructural y pérdida progresiva de los suelos y su fertilidad.
  • Aumenta la permeabilidad del suelo y evita la formación de “costra superficial”, permitiendo la filtración lenta de la lluvia, sin que se produzcan corrientes de agua superficial que erosionen el suelo.
  • La incorporación reiterada de compost puede corregir suelos arenosos o arcillosos:
    • Los suelos arcillosos tienden a encharcarse y compactarse fácilmente por falta de porosidad. Añadiendo compost, ésta aumenta, favoreciendo la entrada de oxígeno y agua en su estructura.
    • Los suelos arenosos, se caracterizan por la rápida infiltración del agua que arrastra los nutrientes a capas más profundas donde las plantas no son capaces de absorberlos. La materia orgánica capta y almacena el agua, quedando a disposición de las plantas.
  • El compost contiene los nutrientes que las plantas requieren para conseguir un adecuado desarrollo. Gracias a la diversidad de materiales, a partir de los cuales se elabora el compost, proporciona los nutrientes principales, (nitrógeno, fósforo y potasio), y también aquellos elementos que precisan en pequeñas cantidades, (manganeso, boro, zinc, cobre, etc.)
  • El compost representa una fuente de reserva de nutrientes, para las plantas. La liberación de los nutrientes se realiza de forma progresiva, coincidiendo la época de mayor necesidad de las plantas, con la máxima liberación de nutrientes. Esto sucede como consecuencia del incremento de la actividad microbiana encargada de liberarlos. Cuando suben las temperaturas (primavera-verano), es también cuando el crecimiento de los vegetales es mayor.

4.2. Utilización del compost

Una vez conocido como obtener compost y los beneficios de su aplicación, pasemos a describir las múltiples posibilidades que ofrece.

El compost se puede añadir directamente como abono en el jardín, flores, maceteros, huerto o simplemente para mejorar la estructura del suelo. Aún así, debemos considerar aspectos generales como la diferencia nutricional que existe entre las plantas, o la tolerancia que presentan a la distinta madurez del compost. Por tanto en el momento de emplear compost tendremos la precaución de:

  • Aplicar un compost maduro.
  • No sobrepasarnos en las cantidades, ya que un exceso de nutrientes pueden afectar negativamente a las plantas.

Huerto

Cuando utilizamos compost para cultivar hortalizas hemos de tener en cuenta que tienen diferentes necesidades nutritivas, que sin duda influirán en las cantidades de compost que aplicaremos.

Se aconseja incorporar compost en otoño, o aplicarlo dos meses antes de sembrar o plantar. Se entierra entre surcos, y se labra ligeramente. En el caso de trasplantes, el compost se deposita en los agujeros para dicho fin.

En la mayoría de hortalizas, como la lechuga, zanahoria, remolacha, rábano, judía verde, se aplica una capa de 1-2 cm de grosor, ó de 1-3 kg/m 2 . En el momento en que las plantas inician el periodo de mayor crecimiento se puede esparcir compost y tierra en partes iguales, en la superficie del suelo.

Flores de jardín

El compost se puede utilizar como lecho de plantas, en siembra o trasplantes, ya sea en maceteros o sobre suelo directo. En éste último caso se recomienda utilizar una mezcla de compost y tierra a partes iguales, a razón de 1 kg/m 2 . En el caso de tratarse de macetas o maceteros se aconseja mezclar una parte de compost, por cada tres de tierra.

Resulta excelente en cualquier época del año, aplicar una capa de 2 ó 3 cm de espesor de compost fino y bien maduro alrededor de las flores, para ayudar a controlar las malas hierbas y conservar la humedad.

Césped

El principal objetivo que debemos plantearnos cuando decidimos plantar césped en nuestra casa, es conseguir una tupida capa de hierba que se mantenga verde durante todo el año, con raíces de aproximadamente 15 cm de profundidad, sano y sin malas hierbas.

  • Primera siembra: para preparar un buen lecho de siembra se aconseja la aplicación de compost en dosis de 3 a 5 kg/m 2 ; Hemos de mezclar bien el compost con la tierra, trabajando el suelo hasta profundidades de 15 cm.
  • Mantenimiento: en primavera– verano, incorporar compost fino en dosis de 1 kg/m 2 .

Para abonar el césped una vez implantado, se esparce una fina capa sobre la hierba y se pasa el rastrillo ligeramente. El compost se irá incorporando al suelo por sí solo. Para mejorar la infiltración del agua, se aporta el compost, junto con arena.

Acondicionador y mantenimiento del jardín

Cuando utilizamos el compost con esta finalidad, se recomienda aplicar anualmente, una capa entre 2-7 cm de compost maduro, sobre el suelo del jardín. Se puede aplicar una o dos veces al año, en función del estado de fertilidad del suelo.

Regresar




Si buscas algún curso manual guía recurso definición libro ó ebook gratis este es tu lugar.
Sindicar contenidos
ConocimientosWeb - Diario Tecnológico - Zips del Conocimiento
Red del Conocimiento - Competencias - Microlearning
Todos los logos y nombres mencionados de marcas que se publican en este sitio son de sus respectivos dueños.
Condiciones de Uso