Inicio | Suscripción gratuita | Foros | Ayuda | Contacto
El portal de la educación no formal
  Contenidos
Editoriales
Cursos con Constancia
Cursos Gratis
Libros digitales gratis
Capsulas del saber
Reflexiones
Servicios
Descargas gratis
Tests online
Enlaces de interés
Enciclopedias y diccionarios
Diccionario
Información

  Nodos del saber
Cursos y Formación
- Cursos
- Masters
- MBA
- Idiomas
Categorías top
- Ciencias de la salud
- Ciencias sociales 
- Ciencias jurídicas
- Ingenierías
- Idiomas extranjeros
- Educación formal
- Vida y bienestar
- Comida y cocina
- Cuentos y poemas
- Multimedia y diseño
- Informática
- Formación para el trabajo

  Editoriales pasadas
- Buro de crédito
- Causas de la osteoartritis
- Transferencias electrónicas de fondos
- Flebitis
- Financiamiento bursátil
- Bovinos
- Espacio del ligamento periodontal
- Riesgos en los sistemas de pagos en México
- Enfermedad de Hodgkin
- Oportunidad para obtener un crédito
- Funciones lógicas
- Granulomatosis de Wegener
- Antena Yagi
- Elaborar shampoo
- Origen de la cabra
Notas pasadas

Cómo plantar flores

Plantar flores anuales y perennes es una tarea sencilla, pero con unos cuantos consejos tus flores tendrán un comienzo fácil y saludable que más tarde te recompensará con flores más grandes y mejores. Es mejor plantarlas cuando el día no esté muy soleado o haga mucho calor.

Un día nublado con pronóstico de lluvia es ideal pues no tendrás que regarlas. Planta la mayoría de las flores anuales y perennes después o antes de la última fecha de helada de la temporada. A pesar de que la primavera es el momento más popular para plantar, las perennes a menudo se desarrollan bien si se plantan a comienzos del otoño en el norte y finales del otoño en el sur.

En el norte también se pueden dar el lujo de plantar durante la mayor parte del verano siempre y cuando el día no sea especialmente caluroso, digamos por encima de 75 grados.

Pasos 1-5 de 5

1. El éxito con las flores comienza al escoger bien las plantas. Busca plantas no muy altas, con pocas flores y hojas saludables y sin enfermedades. Evita las plantas larguiruchas, descoloridas o marchitas.

2. Saca la planta de su maceta tratando de conservar la mayor parte de la raíz que sea posible. Si las raíces están entrelazadas, puedes cortarlas con un cuchillo o separarlas con tu mano. Esto ayudará a que se esparzan en la tierra a su alrededor.

3. A pesar de que las flores son bonitas, es mejor quitarlas. En este momento la planta necesita dedicar su energía a desarrollar un buen sistema de raíces; no en florecer. Al quitar las flores promueves la salud de la planta y que después tenga más flores.

4. Prepara la superficie con una pala y añade por lo menos 1 pulgada de materia orgánica. (Cada año, agrega compost, turba de musgo sphagnum, abono de estiércol en descomposición u otra materia orgánica para mantener la tierra en buenas condiciones o mejorarla. O cada año cubre la superficie plantada con una capa de 2 pulgadas de compost). La tierra deberá aflojarse hasta una profundidad de por lo menos 12 pulgadas para las anuales y 18 para las perennes. Afloja la tierra con un rastrillo de tierra. Cuando la superficie esté lista, planta las flores hasta el mismo nivel de tierra que tenían en las macetas.

5. Cubre la superficie con una o hasta tres pulgadas de trozos de madera vieja (los trozos nuevos impiden el crecimiento), cortezas, recortes de césped, agujas de pino o cualquier otro pajote orgánico. La grava o las piedras tienden a crear un clima demasiado caliente y seco para la mayoría de las anuales y perennes. El pajote evita la maleza, conserva la humedad y previene muchas enfermedades que se transmiten en la tierra.

Fuente: homedepotespanol.com

  



Si buscas algún curso manual guía recurso definición libro ó ebook gratis este es tu lugar.
Sindicar contenidos
ConocimientosWeb - Diario Tecnológico - Zips del Conocimiento
Red del Conocimiento - Competencias - Microlearning
Todos los logos y nombres mencionados de marcas que se publican en este sitio son de sus respectivos dueños.
Condiciones de Uso