Inicio | Suscripción gratuita | Foros | Ayuda | Contacto
El portal de la educación no formal
  Contenidos
Editoriales
Cursos con Constancia
Cursos Gratis
Libros digitales gratis
Capsulas del saber
Reflexiones
Servicios
Descargas gratis
Tests online
Enlaces de interés
Enciclopedias y diccionarios
Diccionario
Información

  Nodos del saber
Cursos y Formación
- Cursos
- Masters
- MBA
- Idiomas
Categorías top
- Ciencias de la salud
- Ciencias sociales 
- Ciencias jurídicas
- Ingenierías
- Idiomas extranjeros
- Educación formal
- Vida y bienestar
- Comida y cocina
- Cuentos y poemas
- Multimedia y diseño
- Informática
- Formación para el trabajo

  Editoriales pasadas
- Buro de crédito
- Causas de la osteoartritis
- Transferencias electrónicas de fondos
- Flebitis
- Financiamiento bursátil
- Bovinos
- Espacio del ligamento periodontal
- Riesgos en los sistemas de pagos en México
- Enfermedad de Hodgkin
- Oportunidad para obtener un crédito
- Funciones lógicas
- Granulomatosis de Wegener
- Antena Yagi
- Elaborar shampoo
- Origen de la cabra
Notas pasadas

Productos químicos en el hogar con riesgos de intoxicaciones

Blanqueadores
Estos productos, presentes en casi todos nuestros hogares, son empleados en la limpieza de baños, cocinas y lavabos en soluciones de hipoclorito de sodio al 10-12%. Estos productos, que son fuertes agentes oxidantes, además tienen agentes ácidos y bases por lo que presentan acción irritante o corrosiva, debiéndose manejar con cuidado y tenerlos siempre en lugares fuera del alcance de los niños; los daños son variados, desde moderados o inclusive llevar a la muerte.

Si existe ingestión, la émesis, lavado gástrico, o aspiración gástrica no está indicado; lo recomendado es tomar inmediatamente un vaso de agua o leche; si hubo contacto con los ojos, lavar con suficiente agua por lo menos durante 15 min.
Y en caso de que permanezca dolor, hinchazón, ardor, enrojecimiento, lagrimeo, fotofobia, debe trasladarse el paciente a la unidad médica.; si el contacto es en la piel, lavar con abundante agua y jabón, acudir al médico si persisten las molestias después del lavado.

Detergentes

Los detergentes aniónicos son los que más se encuentran dentro de los productos del hogar (lavatrastes, para lavar la ropa, y para la limpieza general de la casa). El accidente con estos productos es común, en especial en los niños, pero por lo general no presentan daños importantes, son irritables a la piel, su ingestión puede originar diarrea, malestar abdominal y a veces vómitos.

El grupo de detergentes catiónicos son los más tóxicos dentro de los detergentes porque pueden ser cáusticos, por lo que su uso y la presencia de los mismos en el hogar, constituyen una llamada extra de atención para tomar las medidas de precaución y seguridad pertinentes. Estos detergentes pueden provocar quemaduras en la boca o garganta si son ingeridos, además de que se pueden presentar sintomatologías sistémicas como convulsiones, debilidad muscular, dificultad al respirar, hipotensión entre otros síntomas. Si el contacto fue en la piel, o en los ojos, se pueden presentar quemaduras de gravedad.

En caso de ingestión, traslade inmediatamente al hospital en caso que: fuera detergentes catiónicos, si lleva tiempo vomitando o manifestando otros síntomas de intoxicación, o si tiene alguna quemadura en la boca; si no es necesario acudir al hospital, dele de beber leche. En caso de intoxicación dérmica u ocular, lavar con abundante agua; si persisten los dolores o la irritación, entonces acudir al médico.

Insecticidas domésticos
Los más comunes que encontramos en muchos de nuestros hogares son los matabichos de RAID y BAYER. Estos insecticidas están compuestos por sustancias denominadas piretroides, de baja toxicidad para el organismo humano, y al menos los productos de estas marcas, salen al mercado cumpliendo todos los estándares internacionales de seguridad, por lo que un buen uso de los mismos no tiene porque significar peligro.

No obstante su relativa poca toxicidad, se presentan algunas MEDIDAS DE SEGURIDAD.
  • No aplicar el spray directamente sobre las personas, ni inhalarlo, ni ingerirlo.
  • Si existe un contacto directo con el cuerpo, enjuagar de inmediato con agua y luego lavarse con agua y jabón.
  • Acudir al médico ante una prolongada exposición o ingestión, o llamar a un Centro de Información Toxicológica; llevando o mencionando respectivamente, el producto causante de la intoxicación.
  • Mantener estos productos en lugares alejados del alcance y de la vista de los niños.
Fuentes: geocities.com /malthuslimpieza.com
  



Si buscas algún curso manual guía recurso definición libro ó ebook gratis este es tu lugar.
Sindicar contenidos
ConocimientosWeb - Diario Tecnológico - Zips del Conocimiento
Red del Conocimiento - Competencias - Microlearning
Todos los logos y nombres mencionados de marcas que se publican en este sitio son de sus respectivos dueños.
Condiciones de Uso