Inicio | Suscripción gratuita | Ayuda | Contacto
Zips del Conocimiento
  Contenido

Archivo histórico
Cursos con Constancia
Cursos Gratis
Libros digitales gratis
Capsulas del saber
Descargas gratis


  Populares
- Pan con hierbas
- Tácticas para efectuar ventas
- Ejercicios para biceps
- Presentaciones exitosas
- Descubren interruptor químico para los ritmos circadianos
- Qué es una lección
- Descubren dieta anticáncer
- Cómo reservar hotel
- Tortilla de huevo con vegetales
- Qué hacer antes, durante y después de una lluvia inundación
- Guía: Diseño de dinámicas para grupos
- Características de los Círculos de Calidad
- Aspirina podría prevenir abortos espontáneos
- Cómo montar un canal para transmitir vídeo en vivo
- Cómo dar mantenimiento a la bicicleta


 :: Vitaminas y aminoácidos - fermentación

La fermentación mejora el contenido nutritivo de los alimentos por la biosíntesis de las vitaminas, los aminoácidos esenciales y las proteínas, al volver más digeribles las proteínas y las fibras, proporcionar más micronutrientes y degradar los factores antinutritivos.
También proporciona calorías al convertir substratos inadecuados para el consumo humano en alimentos inocuos. Los métodos de fermentación mejoran la inocuidad de los alimentos al reducir los compuestos tóxicos como las aflatoxinas y los cianógenos, y producir factores antimicrobianos como ácido láctico, bacteriocinas, bióxido de carbono, agua oxigenada y etanol, que facilitan la inhibición o eliminación de los patógenos de los alimentos. También se ha informado que los alimentos fermentados tienen propiedades terapéuticas.

La fermentación, además de sus virtudes nutritivas, de inocuidad y conservación, enriquece la dieta a través de la producción de una variedad de sabores, texturas y aromas. Prolonga la duración de los alimentos a la vez que reduce el consumo de energía necesario para prepararlos. La producción de alimentos fermentados también es importante para sumar valor a las materias primas agrícolas, y así proporciona ingresos y crea empleos.

El proceso tradicional de fermentación suele ser una actividad espontánea, sin asepsia, producto de la acción conjunta de una variedad de microorganismos. En un biorreractor -que puede ser ollas de barro o de metal, una cesta o una simple cavidad en la tierra forrada de hojas-, las variedades mejor adaptadas y con el máximo coeficiente de crecimiento, predominan en condiciones controladas. En consecuencia, mejorar todo lo posible el control de esos métodos y de la flora microbiana asociada a la fermentación representa uno de los principales retos para mejorar las tecnologías de fermentación de los alimentos. También hace falta crear sistemas de control de calidad adecuados, por ejemplo utilizando materias primas de gran calidad, normas de higiene apropiadas en el sitio de elaboración, envase adecuado.

Si se mejorara el control del proceso creando biorreactores más apropiados, en particular los que sirven para fermentar materias primas sólidas, mejoraría la calidad y la cantidad de alimentos fermentados disponibles en los países en desarrollo. La selección y producción de variedades de microbios más productivos, y el control y manipulación de las condiciones de cultivo, también podrían aumentar la eficacia de los procesos de fermentación.

Fuente: fao.org


 
  Opciones
Zips GRATIS en tu email:


Zips Populares
- Agujero negro rompe con la teoría
- Para practicar algún deporte
- Crean hígado humano en laboratorio
- ¿ Qué es ASP ?
- Perfil del emprendedor exitoso
- Ejercicios básicos para piernas y glúteos
- Evitar la depresión







Si buscas algún curso manual guía recurso definición libro ó ebook gratis este es tu lugar.
Sindicar contenidos
Educación no formal - Diario Tecnológico - Competencias - ConocimientosWeb - Microlearning
Todos los logos y nombres mencionados de marcas que se publican en este sitio son de sus respectivos dueños.
Condiciones de Uso