Cómo hacer una tesina

La Tesina es un trabajo de investigación que tiene como objeto que el alumno demuestre sus conocimientos teórico-prácticos sobre algunas técnicas aprendidas durante la carrera. Así también podemos considerarla como una disertación escrita, metodológicamente elaborada acerca de un tema cuya profundidad y amplitud serán establecidas en conjunto con el asesor.

La tesina está concebida como un examen que pone a prueba la capacidad de síntesis del estudiante para desarrollar una temática con límite de tiempo. Su brevedad tiene la ventaja de que exige una revisión menos exhaustiva de la bibliografía pertinente y la redacción obliga también a un menor número de cuartillas.

La brevedad, sin embargo, es ambivalente, porque como contraparte exige una delimitación más precisa del tema y asimismo una argumentación más escueta y certera.

Dentro de sus requisitos está:

• Demostrar un conocimiento de la bibliografía sobre el tema.
• Responder a un carácter sistemático
• Abarcar la temática que dicta el objeto de estudio
• Desarrollar el tema o problema a través de una argumentación crítica
• Tener vinculación con alguna de las áreas del conocimiento del plan de estudios cursados
• Cumplir con los diversos requisitos del rigor científico, como pueden ser:

a) La metodología y
b) El empleo exacto de términos técnicos

• Indicar las conclusiones y proposiciones alcanzadas

En este tenor podemos decir que si en las tesis se pueden dedicar capítulos a las temáticas que acompañan al tema principal, en la tesina hay que ir directo al tema y prescindir de todo aquello que ocupa un lugar secundario.

El formato de presentación de la tesina deberá incluir los siguientes puntos:

1. Portada.
2. Portadilla.
3. Agradecimientos (opcional).
4. Índice.
5. Introducción.
6. Contenido temático desarrollado por capítulos.
7. Conclusión.
8. Fuentes consultadas.
9. Anexos (opcional).

Fuente: seminariojustosierra.blogspot.com

Publicado en Docentes y estudiantes Etiquetado con:
who's online