Propiedades y usos del rábano negro

Introducción

El “Raphanus sativus” o rábano negro, es muy conocido por sus cualidades, existen diferentes tipos de rábanos, blancos, rojos y negros; pero los rábanos negros son los que tienen mayor cantidad de propiedades alimenticias y medicinales.

El rábano negro es un vegetal que se caracteriza, por su bajo contenido de calorías y una buena cantidad de líquidos, también contiene una gran carga de fibras, de hidratos de carbono, vitaminas, magnesio y calcio.

El rábano, al igual que el ajo y la cebolla, tiene propiedades para combatir el cáncer, gracias a sus componentes de azufre, denominados Metanetiol, por esta razón es aconsejable consumirlos habitualmente, para prevenir algunos tipos de enfermedades.

Hábitat e historia del rábano negro

No se conoce a ciencia cierta el lugar de origen del rábano, aunque se supone que es el sur de Asia. Actualmente, se cultiva en la práctica totalidad de las razones templadas del planeta.

El rábano se cultivaba extensamente en Egipto en tiempo de los faraones. Dioscórides comenta respecto al rábano: “aguza todos los sentidos el Rábano. Dado a comer cosido, sirve a la tos antigua, y a los gruesos humores del pecho. Quita las pecas del rostro, si se aplica con miel, y con la harina de la zizania (cizaña). La simiente del Rábano, es también vomitoria, mueve la orina, y bevida con vinagre, adelgaza el baço”. Laguna explica aspectos muy interesantes del rábano: “Los Rábanos domésticos son los tiernos, delgados, e lisos, que ordinariamente comemos: por los salvajes conviene entender los otros duros y ásperos, que Plinio llamo Armoratia, e guardando su antiguo nombre, les dicen Ramoracci oy en Roma.

John Gerard escribe lo siguiente: “Existen más de cien suertes de Rábano, algunos largos y blancos, otros largos y negros, otros redondos y blancos, otros con forma de pera; algunos salvajes, otros de huerto. El Rábano se come crudo con pan a falta de otro alimento, pero si se come de esta manera provee de poco nutrimiento. Pero en su mayor parte son usados en salsas con carne para procurar el apetito. Antes de las comidas pueden causar el vómito, especialmente la corteza: la cual es más mordiente que la sustancia interna. Además, el Rábano provoca la orina, y disuelve la arena obstruída, y la saca fuera, si se toma una buena decocción por la mañana. Plinio dijo, y Dioscórides también, que procuraba suavemente la orina”.

Propiedades y características del rábano negro

Planta herbácea, de flores blancas o rosadas. La raíz es larga y negra, con la parte interior blanca. Las hojas son rugosas y parcialmente divididas en segmentos. Las inferiores presentan forma de lira, mientras que las superiores son lanceoladas. El tallo floral mide hasta 1 metro de altura, con flores cuyo color varía entre el blanco y el violeta claro, con venillas de color oscuro muy marcadas.

Entre sus propiedades se encuentran:

  • La vitamina C tiene acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.
  • Los folatos colaboran en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.
  • Los minerales más abundantes en su composición son el potasio y el yodo, que aparece en cantidad superior a la de la mayoría de hortalizas. Contiene cantidades significativas de calcio y fósforo. El magnesio está presente, pero en menor proporción.
  • El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
  • El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Ésta regula el metabolismo, además de intervenir en los procesos de crecimiento.
  • El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos. Además, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
  • En la composición de los rábanos destaca la presencia de compuestos de azufre de acción antioxidante. Dichas sustancias son en parte responsables del efecto diurético y digestivo de los rábanos. Aumentan la secreción de bilis en el hígado (efecto colerético) y facilitan el vaciamiento de la vesícula biliar, el azufre le da ese sabor picante característico.

Componentes principales del rábano negro

  •  Aceite esencial sulfurado (0,0025%): contiene glucobrasicina, sinapina, tiocianatos de alilo y de butilo, raphanol o raphanólico, metilmercaptano y glucoputranjivina.
  • Este aceite esencial es bastante volátil, razón por la cual la planta seca es mucho menos efectiva que la planta fresca o su jugo recién exprimido.
  • Heterósidos: glucoraphenina, que se hidroliza y produce solforafenos como la raphanina, un sulforafeno con propiedades bactericidas. Contiene además pequeñas cantidades de vitamina B y C y enzimas (oxidasas y peroxidasas). Las variedades rosadas contienen además pigmentón antocianósidos.

Usos medicinales

  • Para la tos y fiebre: prepare un caldo de carne de cerdo de forma cotidiana, extraiga el caldo y vierta en él dos rábanos negros secos en trozos. Vuelva a poner al fuego durante 40 minutos, retire y tome cuantas tazas sean necesarias hasta obtener mejoría.
  • Para el mal olor de pies y axilas: extraiga el jugo de una docena de rábanos negros, vierta en un atomizador y agréguele un cuarto de cucharada de glicerina como conservador. Cada vez que lo requiera rocíe sobre los pies y axilas, notará que hasta el olor más penetrante desaparece en seguida.
  • Quemaduras leves: aplique jugo de rábanos en la zona afectada, cuántas veces sea necesario.
  • Contra el cáncer: realice una infusión a base de 1 rábano negro y medio litro de agua. Deje hervir durante cinco minutos, retire y beba de inmediato.

El rábano y su jugo se han recomendado como tratamiento de los cálculos renales.

  • Sistema digestivo: el rábano negro evita el estreñimiento estimulando el peristaltismo intestinal, que a su vez favorece la evacuación. También estimula la musculatura lisa de la vesícula biliar, razón por la cual el rábano se ha considerado como colagogo (empleado en este caso en forma de jugo de rábano fresco). Se utiliza en alteraciones crónicas de las vías biliares, especialmente en las formas que se acompañan de estreñimiento. Su efecto, debido principalmente al isotiocianato de sulforafeno (raphanina), es de aparición lenta.
  • Enfermedades infecciosas: el aceite esencial es antibacteriano y antifúngico.
  • Sistema urinario: el rábano y su jugo se han recomendado como tratamiento de los cálculos renales. Ciertas personas que no toleran bien los preparados de rábano negro se quejan de irritación estomacal. Si bien no es tóxico, en estos casos es preferible utilizar otra planta.

Fuentes: Wikipedia.org/ yerbal.com/ elmercaderdelasalud.blogspot.mx

Etiquetado con: